Regalos para amigas II. Fotos.

¡Holi holi!

Hoy os traigo la segunda parte del regalillo que hice. Esta vez es un marco de fotos un tanto diferente. Vamos a ver qué necesitamos:

  • Bote de pintura (preferiblemente en spray)
  • Marco de fotos (el que más os guste, si tiene algo de profundidad, mejor que mejor)
  • Papel decorativo adhesivo (el mío es tela adhesiva)
  • Letras, flores, mariposas… para decorar
  • Cuerda y pinzas para colgar la foto
  • Silicona caliente (preferiblemente mejor que la fría)
  • Una foto (obvio Bea, si no, no es un marco de fotos)
  1. Pintar el marco. En primer lugar empezaremos pintando el marco de fotos de un color que os guste. ¿Por qué con spray? La facilidad que estos botes te proporcionan merecen la pena además de que no hay pinceladas que se vean.

    IMG_4398

    Iros a la calle y proteged con un papel de periódico o una bolsa que no uséis, por ejemplo.

  2. Poner el papel pintado. En el mismo tablón que tiene el marco de fotos, se le puede pegar el papel o tela adhesiva. Si tiene doble mejor para que no se vea por detrás al darle la vuelta los recortes.
  3. Colocar la cuerda y las pinzas. Mide la cuerda y recórtala según quieras la foto de alta y pégala con silicona caliente. La verdad es que yo la prefiero a la fría porque tarda muy poquito en secar. Para las pinzas, yo encontré unas y las pinté del color que me gustó.

    IMG_4393

    Vosotros tened un poco de paciencia. Yo no la tuve, como siempre, pero ¡hay que dejarla secar!

  4. Detalles, muchos detalles. Esto ya es cosa tuya, elige la foto, cuélgala y ponle cositas cuquis que entre vosotras signifiquen cosas.

Y este es el resultado de los dos regalitos. Espero haberos dado un empujoncito si tenéis que hacer algún regalillo 🙂 ¡Os quiero!

img-20160825-wa004l1

 

Anuncios

Regalos para amigas I. Vela.

¡Buenos días, querid@s trochimocher@s!

Sí señor, aquí estoy de nuevo para traeros nuevas cositas. Después de un verano genial toca ponerse las pilas con las manualidades.

Los cumpleaños son (por suerte o por desgracia, ¡por suerte, por suerte!) fechas que ocupan todo el año y no tienen una época concreta por lo que siempre tenemos que estar al día para saber qué podemos regalar.

Este martes pasado ha sido el cumpleaños de una persona muy especial y quería hacerle un regalo a su altura. No sé si lo he conseguido pero al menos quedó contenta con el resultado.

La verdad es que llevaba ya un tiempo detrás de hacer esto porque lo vi de golpe y porrazo buscando cualquiera de mis tonterías.

El primer regalo que le hice fue una vela con un hada dentro (sí sí, como suena). ¡Empecemos!:

Materiales:

  • Bote de cristal
  • Hada impresa
  • Cola
  • Pincel
  • Tijeras
  • Papel de seda
  • Cuerda
  • Detallitos
  1. Imprimir y cortar. En primer lugar, vamos a imprimir una silueta de un hada (puede ser lo que uno quiera pero en silueta para que luego se distinga la imagen). Se pueden añadir siluetas de plantas, mariposas… La recortaremos con un poco de borde para que sea más fácil de trabajar.

    IMG_4394

    En los vídeos y páginas que he investigado la cortan al filo con todos sus detalles. La verdad es que yo lo he cortado con un poco de margen, se ve bien igualmente pero quizás quedaría mejor sin ese margen.

  2. Pegar. Una vez recortada, haremos un mejunje de agua y cola en las mismas proporciones y pegaremos el hada en el interior del bote con la silueta hacia fuera.

    IMG_4395

    Con cuidado de no manchar todo de cola.

  3. Empapelar. ¡Siguiente paso! Con el papel de seda, poco a poco iremos pegándolo al bote de cristal cubriéndolo entero. No hace falta más de una capa ya que si no, el hada no se vería.

    IMG_4396

    El papel se rompe con mucha facilidad.

  4. Detallitos. Por último, añadiremos algunos detalles como la cuerda que la he pegado con cola. La flor y la llave las he pegado con silicona caliente.

img-20160825-wa0043

¡El próximo día nos vemos con el otro regalo! Espero que os haya gustado y lo pongáis en práctica. Es algo bastante sencillo de hacer y un detalle muy bonito.

¡Hasta la próxima! 🙂

Camisetas decoradas. Pros y contras.

¡Hola holaaaaa! ¿Cómo están ustedes?

Hoy traigo un poquito de la semana pasada (lo enseño hoy porque ya han visto las camisetas) porque quería enseñaros las camisetas que os comenté para el congreso.

El proceso que seguí es el mismo que para la camiseta de mi madre con una diferencia. Al principio lo hice con ceras y después acabé haciéndolas con pinturas, ahora os voy comentando.

Las camisetas de chicas no me dieron problemas a la hora de hacer el nombre pero al rellenar la parte de delante, no se pegaba bien la cera así que tuve que terminarla con pintura. Para las camisetas de chicos, la tela es algo más fina (resbalosilla como yo le digo) y no pegaba nada de nada, me las vi y deseé para hacer algunas partes. ¡Punto negativísimo! No os creáis todo lo que veis por youtube 😥

En general, mi experiencia con la decoración de camisetas ha sido buena pero con la pintura textil. La cera daba mucho más trabajo porque había que seguir un proceso bastante pesadillo (rallar la cera, esparcirla según el diseño, humedecer un trapo, planchar para fijar…) en cambio la pintura textil era simplemente pintar según diseño y dejar secar (dos días, pero al menos el trabajo es mucho menor).

Aquí os dejo con el resultado. ¡Espero que os guste! Nos vemos próximamente :3

 

Día de la MADRE

¡Hola trochimocher@s mí@s!

Sí, lo sé, no tengo excusa. He estado desaparecida bastante tiempo y no tengo puedo defenderme. Sí que puedo decir que he estado dando muuuchas vueltas a cosillas que podían interesar.

Os voy a dar un poco la tabarra con la historia de mi vida pero entenderéis así la razón de este regalo. Resulta que para quien aún no lo haya visto claro con los mensajes de redes sociales, tiendas… ¡el domingo fue el día de la madre! Y como yo quiero y requiero a la mía mucho, tenía muchas ideas de regalo.

Como muchos ya saben, hace unos meses estuve en Madrid en un congreso internacional de baile latino y me gustó tanto, que en breve estoy haciendo las maletas hacia Mojácar para otro congreso, algo más chiquito.

¿Cómo me iba a ir a la playa sin llevar algo representativo? (Y además, siendo yo). Así que me puse manos a la obra buscando una idea para el congreso. Finalmente, investigando por internete encontré (hace ya) la decoración de camisetas. Lo vi tanto con pintura como con ceras (crayones de niños) y eso me dio la idea de hacer camisetas personalizadas para el grupo que íbamos.

Hoy, por supuesto, aún no voy a enseñaros ese resultado porque el grupo no ha visto nada y quiero que sea una sorpresa estupenda peeeeero mi madre sí que ha estado bicheando lo que he hecho y quería una. Sin más dilación, me puse a imprimir frases típicas de ella, recorté letra a letra cada frase y las fui pintando con unos pinceles de gomaespuma. La camiseta de mi madre está hecha con pintura pero ya os comentaré algunos detalles de las demás camisetas la próxima semana.

Aquí os dejo con algunas fotos de como fue y el vídeo que yo he ido siguiendo para hacerla. Como dato tengo que decir que yo tan sólo le di una capa de pintura a cada frase porque empapaba bien para no hacer dos capas.

Y para todo esto necesitamos:

  • Pinceles
  • Pintura de tela (es acrílica así que se limpia rapidísimo)
  • Un cartón
  • Una frase monísima
  • Un vasito de agua para limpiar el pincel
  • Y muchas ganas

Buenos, así es como me ha quedado la camiseta. Espero que os haya gustado este regalo y que pronto vea fotos de camisetas personalizadas. La verdad es que es algo genial si tenéis camisetas sin chicha ni limoná y queréis darle un cambio de aire, hay muchísimas posibilidades.

¡Nos vemos pronto! ¡Os quiero! 🙂

Bizcocho en forma de corazón y cakepops

¡Hola a todo el mundo!

Después de este desastroso parón (que espero que perdonéis), voy a volver a las andadas añadiendo cosas nuevas que espero que sean de interés para todos vosotros 🙂

He estado investigando algunas cositas que son geniales. Hoy mismo he encontrado unos DIY para customizar unas zapatillas (que os lo enseñaré en la próxima entrada).

Sin más dilación, hace no hace mucho un bizcocho en forma de corazón y quería enseñaros la decoración para que tengáis otra idea más para vuestros postres. Además, para Navidad hice unos cakepops que quería enseñaros también por el tema de decoración (estos son del año pasado).

El bizcocho es normal y está bañado en almíbar para darle una textura suave y esponjosa. La cubierta es de chocolate con leche y chocolate negro. La decoración lateral es chocolate blanco y chocolate tintado con unas gotas de rojo (para eso, lo hice en una plancha de papel de hornear y cuando secó, lo fui colocando). Y la de arriba son dos fresas cubiertas de chocolate blanco.

Los cakepops, como ya sabéis, se hacen con bizcocho mezclado con mantequilla para que quede compacto. Están hincados en pajitas y pegados con chocolate para que no se caigan. Cubiertos de chocolate con leche y chocolate blanco y decorados con purpurina y virutas de chocolate y de colores.

Aquí os dejo las fotos. Espero que os gusten tanto como a mi el decorarlo 🙂 🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vuelta a las andadas.

¡Muy buenísimas tardes a todos!

Aquí estoy de nuevo. Ya pensabas que me había ido, ¿eh? ¡Pues no! Después de este larguísisimo descanso (que no tan descanso) vuelvo por aquí para nuevas cositas. Todos los que me conocéis sabéis en qué ando metida así que espero que me perdonéis 🙂

Y os preguntaréis, ¿a qué se habrá dedicado la muchacha esta como para no poder poner ni un mensajillo de “sigo viva”? Pues bien, aquí va mi cuento.

En enero fue la última publicación que hice y tuve que hacer un parón por los trabajos que tenía de la facultad. Una vez acabé la fecha fatal (la fecha de los exámenes y las notas) me comenzaron a llamar para dar clases particulares y me he encontrado con mi semana repleta de cosas, si no es por la mañana es por la tarde.

Sin tiempo ni para comer, me he adentrado en mil millones de cosas (soy así de loca) y aún así sobrevivo al día a día. Además, mi novio se va a independizar y ando con la pintura al cuello. Siento decir que no veréis el antes y el después (salvo en una habitación) pero iré poniendo cosillas de cómo va la decoración 😉

Espero que no me odiéis demasiado después de este letargo pero he vuelvo y aún si sólo puedo escribiros una vez a la semana, lo haré para que sepáis de mi existencia.

¡Muchos besos! 🙂

Bizcocho en forma de dado

¡Hola hola!

Ayer la limpieza me quito mi ratito libre para contaros cosas así que, lo voy a hacer hoy mismo. Hoy traigo una cosa que está riquíiiiisima y además, si lo presentas en algún sitio quedas genial porque es un bizcocho muy llamativo.

Al hacerlo, le vi unos problemillas. ¡Ahora veréis los que son y no los cometeréis vosotros! (Pedidme la receta por un comentario o un mensajito, ¡no os cortéis!).

En primer lugar, deberías tener una referencia de cómo se dibuja un dado en 2D para saber dónde vas a poner los puntos y esas cosillas.

Debes prepararte la masa de la plancha de bizcocho a dos colores en dos mangas pasteleras (blanco y marrón, por ejemplo) y en un papel para hornear, pintar el dado abierto. Colorea como quieras y te deberá quedar algo como esto:

Plancha de bizcocho

Antes he comentado que había notado ciertos errores a la hora de hacerlo. ¡Este es uno! La plancha es bastante pegajosa así que de intentarlo de nuevo, haría los cuadraditos con medio centímetro de diferencia o así para que a la hora de montar el dado, no tengas que cortar la plancha y no queden los filos que me quedaron a mí. Pero obviando ese detalle, si lo haces así, corta los lados con cuidaito (siempre, después de que se enfríe).

Otro detalle es que el papel hay que intentar dejarlo muy lisito porque ya veis la altura de la plancha de bizcocho y con una mínima arruga, luego al montar se notará.

El último detalle a comentar es que la parte que veis es más pegajosa que la parte que pega al papel así que esa parte la usé para ponerla en el interior, para que al cortar el dado, no se quede pegado al cuchillo todo (¡qué desastre tan desastroso sería!).

Y como seréis extremadamente listos/as me diréis, pero Bea, ¿para qué has hecho los cuadrados blancos si el dado se hace solo con los que están en chocolate? Y yo diré, pues para que lo de dentro del dado no sea solamente crema/nata/… y no sea pastosa pastosa (qué cosas, ¿eh?).

Para el relleno, yo le hice una especie de nata cremosa con gelatina de fresa (y la verdad es que le iba que ni pintado). Así que puse el primer lado de chocolate en la base y empecé a montar capas (base, nata, plancha blanca, nata, plancha blanca…) hasta terminar con una capa de nata para poner el último lado del dado. Los laterales los fui incorporando conforme iba subiendo para saber la altura y que se fuesen pegando.

Y después del chorro de lectura que os he soltado, aquí os dejo con el resultado final. ¿Qué os ha parecido?

Restaura un joyero

¡Buenas tardes – noches, pequeñajes!

¡¿Cómo están ustedes?! Hoy estoy super contenta porque tenía muchísimas ganas de enseñaros el armarito que le restauré a mi madre este verano.

Por desgracia, tengo que deciros que no tengo el antes del armario porque fui tan tontilla que no caí en hacerle fotos y como lo compré por Internet, tenía la esperanza puesta en que la foto seguiría en la página pero ¡que va!

Yo sé (seguro seguro), que tenéis algo de madera que ya no os gusta el color, que tiene algunos desperfectos, que se ha quedado anticuado. ¡Pues tengo la solución! ¿Y si lo restauráis? Aquí os dejo los materiales que vais a necesitar.

  1. El armario, joyero, cajita (si es de segunda mano o antiguo, ¡mejor que mejor! Si no, ¿para qué restaurarlo?)
  2. Lija fina para madera o la máquina (podéis consultar en la tienda para que os aconsejen, si es algo grande, mejor la máquina que es más cómoda y rápida de manejar).
  3. Pintura abre poros para la base antes de pintar (no sé cómo se le llamará).
  4. Pintura de color/es a elegir
  5. Pinceles o rodillitos, a gusto (personalmente yo lo hice con pincel pero si es más superficie, mejor con rodillos).
  6. Terciopelo adhesivo si tiene cajoncitos o algo para decorar.
  7. Mucha PACIENCIA.

¡A trabajar!

  1. En primer lugar, debemos desarmar y lijar todas las partes para  que sea más sencillo trabajar. Se lija hasta que queda la madera pura, sin pintura ni barniz.
  2. Después de eso, limpiamos muy bien todo resto de polvito o suciedad (si lo haces con una brocha, mucho mejor).
  3. ¡Ya podemos pintar! Empezaremos con una capa de pintura abre poros para que la madera absorba la pintura de color posterior. Yo le di una capa y no le hizo falta más (acuérdate siempre de dejar secar la pintura perfectamente).
  4. Una vez terminado, pinta con el color que hayas elegido y decóralo a tu gusto. Yo le puse el color blanco roto y un terciopelo adhesivo rojo para que el contraste fuese más bonito.
  5. Si quieres quedar como un rey/ una reina, ponle en la base, unos circulitos de terciopelo en las cuatro esquinas para que al apoyarlo, no raye las superficies.

¡Y ya está lista la restauración!

Aquí os dejo las fotos de cómo me quedó a mi. ¡Espero que os guste!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Año nuevo, vida nueva!

¡Muy buenísimas tardes y feliz y próspero año!

He de decir que la Navidad ha sido mala conmigo. A parte de que me propuse ¡estudiar, pasar a limpio!, y no he cumplido ninguno de los propósitos porque la flojera se apoderó de mi, no he hecho ni manualidades (¡oh, no!).

Por suerte, tengo un montón de cosas pensadas y tengo muchísimas ganas de hacer aunque tendré que ir poquito a poco porque ya sabéis que es época de exámenes y, para los que aún no lo sepan (porque no lo he dicho, creo), estoy en mi último año de carrera y me toca el… ¡trabajo fin de grado! (qué miedito).

¿Os han traído muchas cositas los Reyes? ¿Habéis hecho la lista de propósitos para el nuevo año? ¡Comencemos este año para que sea el mejor año del mundo! ¡Que nunca sea tarde para vosotros!

Nos vemos el miércoles con una nueva entradita de decoración. ¡Os quiero! 🙂

Tiendas HIPER monas

¡Hola, pequeños!

Llevo una temporadita mala y estoy un poco parada con las manualidades y demás cosillas. He estado haciendo algo que os enseñaré más adelante en cuanto haga unas fotos y arreglos.

Hoy no traigo nada de cocina porque he estado buscando troqueladoras de esquina para mis manualidades y he encontrado unas cuantas tiendas que son geniales (algunas vienen con el blog 😉 ). Tienen muchas cositas y quería compartirlas con todo el mundo.

De algunas de ellas ya os he hablado anteriormente pero aún así, pondré mis adquisiciones en Favoritos.

En primer lugar os voy a presentar las cuatro páginas de telas en las que me fijo. Tienen telas monísimas para dejar volar la imaginación (ten cuidado que al volar tu imaginación no acabe dándose un choquetazo en algún poste o ventana :O ). Éstas tiendas son: Trozos & Telas, La Gallina Paperina, Telaria y Craftual.

Las próximas seis páginas son las nuevas páginas que he encontrado. He de decir que sigo el blog de algunas de ellas pero no me había puesto a bichear por las tiendas y he de decir que ME ENCANTAN. Las tiendas son: Scrapalo, Madre de mi alma, Manos maravillosas, Porvoletas, María Lunarillos, The Craftcake Mama. Dicho esto, ¡manualidades por aquí, manualidades por allá, apareced tiendas ya!

Por último pero no menos importantes, las tiendas que más me gustan del mundo mundial. Éstas son: Mr. Wonderful, The Great Moustache, Mia Mandarina, Oh Naif, Material Revolution, Material para manualidades, Mis caprichos, DaWanda y My Karamelli.

¿Mucha información? No pasa nada. Una vez leí un consejo crafter muy bueno (no me acuerdo donde lo vi) que decía que una de las maneras de hacer manualidades sin arruinarte en el intento era comparar y buscar en miles de tiendas. Espero que os haya gustado este post mucho muchísimo 🙂